linea horiz
LA REVISTA - PUBLICACIONES ANTERIORES - ARTÍCULOS DEL MES - MANDA UN ARTÍCULO - VÍNCULOS - DESTACADOS - CONTACTO - APOYAN - INICIO

 

articulos

 

 

 

 

   
TESTIMONIOS DE NUESTRA IDENTIDAD
Por Nancy Ramos Boerr "fredda"

guyunusa@yahoo.com
freddatestimonios.com
   

Artículos Anteriores

   

TESTIMONIOS DE NUESTRA IDENTIDAD
Nancy Ramos Boerr “FREDDA”
nrguyunusa@gmail.com
nrbguyunusa@gmail.com
guyunusaz@yahoo.com
freddatestimonios.blogspot.com

PREMIO GUYUNUSA- PRIMER PREMIO POESÍA ÉPICA LITERARIA INÉDITA CONCURSO ”Dr. PEDRO FREIRE”  año 2008
De ALBA ESTELA DE LOS SANTOS GONZÁLEZ:  “ROMANCE DE MUERTE Y GLORIA”
Jurado:
           ESCRITORA GENTA HORGALES
           PROFESORA DE HISTORIA MELBA PÍRIZ CORNALINO
           PROFESOR  JORGE BAEZA

"Raza", adscripción étnica y genética en Uruguay (Parte I)
Fuente: msan@fhuce.edu.uy

DÉCIMO SEGUNDO CONCURSO NACIONAL DE NARRARIVA HISTÓRICA Y POESÍA ÉPICA LITERARIA INÉDITA “DR. PEDRO FREIRE” AÑO 2009
JURADOS: ESCRITORA GRACIELA GENTA HORGALES
                    PROFESORA MELBA PÍRIZ CORNALINO
                    PROFESOR JORGE BAEZA
3ER. PREMIO NARRATIVA HISTÓRICA de JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ MILÁN
“LOS DESERTORES DEL PASO DEL SOLDADO”

 

PRIMER PREMIO NARRATIVA HISTÓRICA 13er. CONCURSO NACIONAL “DR. PEDRO FREIRE” Año 2010 - ÁNGEL CÉSAR GONZÁLEZ CATOIRA- “MÉDICO DE GUARDIA”
JURADO: ESCRITORA GRACIELA GENTA HORGALES-PROFESORA MELBA PÍRIZ CORNALINO - PROFESOR JORGE BAEZA

En forma de reconocimiento a quien no gustaba de los homenajes y se fue como vivió: humildemente y en silencio. A quien trató  la historia con respeto y fidelidad al documento. A quien fuera cuestionado hasta por sus propios pares por el interés en sus estudios sobre los Charrúas,  y en nombre de todos aquellos que de una forma u otra admiramos y respetamos su trabajo; desde este espacio en la Revista Raíces, vamos a ir compartiendo  documentación de Don EDUARDO ACOSTA Y LARA en LA GUERRA DE LOS CHARRÚAS.


 

EXALTACIÓN AL GAUCHO- 1er. Premio Poesía Épica Literaria Inédita
Autor: FRANCISCO ANTONIO RODRÍGUEZ CORREA

Nació  en la oscura grieta de un tiempo y su memoria
La inmensa pampa virgen, la vaquería del amar.
Fueron los escenarios para su humilde historia:
Desjarretando reses o domando un bagual

El horizonte ancho de aquellas lejanías,
pintaron su furtiva sombra entre el pajonal.
Y al galopar del flete su poncho parecía
bandera redentora, blasón de libertad,

Su querencia: el camino, la soledad, el  monte.
Sus amigos: seis sueños y triste bordonear.
Cielitos, vidalitas, en la voz de la noche,
desangrando una pena doliente y montaraz.

Humilde indumentaria: calzoncillo, camisa,
poncho, bota de potro, llorona y chiripá.
Chambergo de ala corta, ajustando la vincha
y bajo el cinto ¡alerta! el filo del puñal.

¿Quién envidiaría la suerte del triste peregrino?
Sin amigos, ni amores ni causas que abrazar.
Sólo el monte le tiende las citas de las yaras,
Las fierezas del puma, las zarpas del jaguar.

Por eso, vive arisco. Perseguido y odiado.
Su vida es un martirio de errante trashumar.
Todos los horizontes le pialan el caballo,
y todos los caminos lo quieren embretar.

Hasta que un día la historia pone fin al calvario…
¡Relámpago en Asencio! ¡Diana de Libertad!
¡Grito de rebeldía transita hacia la gloria,
y en siembra bienhechora germina un ideal!.

Aurora americana alumbra al paisanaje.
Se clava en las conciencias lo mismo que un facón.
Hace cuña en las almas nazarenas filosas,
y en los labios se liba la luz de una canción,

Hasta los pajonales crisparon sus melenas.
Una palabra nueva surcó el alma oriental,
y en el silencio yermo de llanos y cuchillas,
el eco repetía: ¡Libertad…Libertad…!

Veintiocho de febrero de  mil ochocientos once:
un himno de grandeza la Banda estremeció.
Y aquél, otrora paria, temido bandolero,
al trabuco extranjero le puso el corazón.

Su sangre generosa, manantial sin medida.
Su brazo: chuza al cielo, bastión de libertad.
Su pecho, escudo al viento, entró en los entreveros
y en épicas batallas ganó la eternidad…

Bendito gaucho paria, changador, vagabundo,
contrabandista errante, matrero, truhán, ladrón!
Esta  patria de héroes con orgullosa historia,
se forjó con la sangre de vuestro corazón!

 

 

 

SENTIMIENTO ANCESTRAL- de NÉSTOR JULIO CABRERA RAMÍREZ
Tercer Premio Poesía Épica Literaria Inédita

Amanecí, con un tigre
acechando, en la mirada.
En el árbol del coraje
afiló sus fuertes garras,
y el torrente de la sangre
como impetuosa cascada,
lo impulsa contra la proa
de carabelas extrañas;
que el viento de los recuerdos
está orientando a mis  playas.

Un sexto sentido advierte
en medio de una maraña,
un sonido misterioso,
como el crujir de hojarasca;
y unos cómplices murmullos
que mezclan voces foráneas…
Son fantasmas del ayer
que vuelven buscando el alma,
de Senaqué, Tacuabé,
de Guyunusa y Vaimaca.

¡Pero el sol de la verdad
iluminó la comarca…!
despertando las conciencias
de un letargo de ignorancia.
Y si otra vez la traición
un SALSIPUEDES buscara,
erizados de  justicia,
ejércitos de palabras,
tocando clarín de alerta,
evitarían la emboscada.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 







   
 



PÁGINAS AMIGAS





 

 

 

Artículos Anteriores