linea horiz
LA REVISTA - PUBLICACIONES ANTERIORES - ARTÍCULOS DEL MES - MANDA UN ARTÍCULO - VÍNCULOS - DESTACADOS - CONTACTO - APOYAN - INICIO

 

articulos

 

 

 

 

   
RAICES EN LA WEB    
linea    

EDITORIAL
por. Julio C. Romero

 

UN GESTO TE HACE MÁS HUMANO…

De que sirve vestirse de egoísta, alimentando tu propio ego, aplaudiendo tus propios éxitos, si a tu alrededor tu hermano fallece en la soledad y la desesperanza.
Claro que siempre puede existir una apropiada palabra para aquel que ha quedado por el camino, siempre existe un aliento para empujar aquel que quedó a un lado.
Cuando llegamos a nuestro ocaso, los dolores , las nanas de la vejez nos van mellando, pero lo que más duele en los abuelos , es la soledad donde se ven poco menos que abandonados por su familia, cada uno vive su vida agitada y no quedan tiempos para escucharlos.
Los niños con sus múltiples actividades, que la escuela, el futbol o el basket etc , las corridas por llegar a todos los lugares y en todos ser el triunfador, (sino no sirve), dejan poco tiempo para visitar a sus abuelos, o cultivar eso tan lindo que es la FAMILIA.
Quizás llegue ese día en el que el hombre, tenga un tiempo para meditar sus pasos, escapando un poco de esa vorágine consumista que todo lo absorbe, que nos hace derrochar energías y que no para las agujas del reloj el que deja escapar el tiempo, ese que no vuelve.
Es necesario revolucionar los gestos, esos que nos hacen un poco más humanos, de carne y hueso, con sentimientos, sensibles, para a partir de allí , reconstruirnos.
El intento es el primer paso de los otros que pueden lograr los objetivos.

 

AL RESCATE

Comienza a transcurrir el segundo mes del 2017, entre sol, vacaciones y días no tan lindos debido a los cambios climáticos que nos hacen algo mas vulnerables.
Que bueno sería comenzar por accionar como punto de partida, el recuperar aquellos viejos valores que cimentaron nuestra sociedad.
Puede resultar anticuado, pero aquella sociedad de respeto, de compromiso mutuo, que nos marcara en disciplina, en educación es posible recuperarla si nos comprometemos para que esto ocurra.
Creo en lo particular que estamos algo distraídos insertos en una sociedad de consumo, en donde priorizamos los brillos que nos encandilan por un rato.
Rescatemos aquella solidaridad que nos hacía avanzar en plural, rescatemos la familia pilar de toda sociedad, rescatemos los valores, verdaderas carreteras para poder transitar con el respeto y armonía…

“Llegará un día que entre todos, encontraremos los caminos que pueda conducirnos a vivir en paz y armonía, sin dudas que ese día seremos felices…”

LA META

Cuando comenzamos un nuevo año, nos fijamos metas para poder cumplirlas a lo largo del año. Alimentamos nuestras fuerzas acompañadas muchas veces por un proyecto familiar como cómplice, aquel que nos empuja y nos sostiene.
El mundo cada vez está más violento y eso no es novedad, las desigualdades sociales se ven por todas partes, las guerras profundas de los pueblos llevan a inocentes ser acorralados y más vulnerables. En un contexto global, debemos pensar en como recorremos nuestros caminos, si siendo espectadores de una realidad o por el contrario comprometer nuestras energías para cambiarlo desde nuestro entorno.
Quizás algún gran inventor y revolucionario de verdad, logre encontrar los caminos para que el hombre descubra la paz, valorando lo que tiene a partir de sus esfuerzos, dando prioridad a lo plural , sin egoísmos , generando un hombre nuevo.

“El mayor intento comienza con un paso, ese que decide los otros para llegar a metas, comunes, simples, despojadas de individualismos, descubriendo en el otro los valores que nos hacen más humanos, para incorporarlos como motor de nuestras vidas…”

 

EL FUTURO ESTÁ EN LOS NIÑOS
Por. Julio César Romero Magliocca

Subestimamos sus pequeñas sabidurías hasta que salen con una frase que nos dejan de boca abierta. Muchas veces postergamos la dedicación con un buen consejo o una palabra justa en el momento justo hacia ellos, atrapados en nuestra soberbia sabia de los años... Por el contrario gastamos tiempo en proyectos inútiles que nos hacen ricos en teoría, pero pobres en la practica en dar nuestro tiempo, como tutor a la planta.
Se vienen tiempos difíciles, tiempos para comprender lo vulnerable que somos, podemos ser en nuestros pensamientos soberbios gigantes que todo lo puede, y de golpe una hormiga tratando de sobrevivir en un océano de dificultades.
Hemos atrapado la tecnología pensando que con ella todo se puede, sin darnos cuenta que ella nos atrapó a nosotros para demostrarnos que al final la presa atrapa al cazador… Que las próximas fiestas nos regale la posibilidad de la reflexión, meditando cada uno de nuestros pasos para no apartarnos de los caminos humanos, esos que nos coloca en la herramienta de carne y hueso, la de virtudes y errores que se puede corregir con la marcha si se quiere…

“ Será Navidad, si realmente eres capaz de cambiar aquello que te hace estar más cerca de lo malo, será navidad si extendiendo tu mano puedes servir…”

 

GUERRA INTERNA
Por. Julio César Romero Magliocca

No hemos logrado mejorar nuestros comportamientos, porque ellos están ganados por antivalores que nos muestran tal como no deberíamos ser…
Sin dudas que el hombre desde la historia vivió en guerra, la paz es algo inalcanzable porque la guerra la comparte con ese interior agresivo…
Los objetivos son alcanzar logros materiales, sin darnos cuenta que podemos ser ricos conquistando otras cosas sencillas, esas que en sumatoria nos hacen más humanos…
Es hora de intentar cambiar comportamientos, es hora de reconstruirnos, no ya solo por nosotros que sería lo primero, sino para impactar en nuestro entorno…
Todo lo hacemos corriendo, todo lo hacemos a medias, todo lo vivimos como en una licuadora a cientos de revoluciones, impulsados por el mundo materialista…
Creemos que si no tenemos lo ultimo, quedamos retrasados con aquellos que si lo logran, priorizamos aparentar con la sonrisa falsa de una foto en las redes, aquel ser feliz , contradiciendo al de adentro, ese que aun sigue en guerra…

“Cuando logremos aterrizar en la realidad de nuestro ser, allí lograremos mirarnos, operar y actuar en sintonía y armonía, juntando las piezas que nos lleven a ser un poco más humanos…”

CUMPLIMOS 16 AÑOS HACIENDO CULTURA

Qué lindo poder cumplir un nuevo año sumando al rescate de nuestra identidad con Raíces. No olvidamos nuestros comienzos por ello en este momento de felicidad recordamos a Ney Temboni (Barraca Los Maestros), quien colocara con su apoyo la piedra fundamental para obtener luego todo el presente. A Nassime Hanna Nasser, la primera escritora que muy tímidamente nos llamara para convertirse en un pilar fundamental. Ellos ya no están entre nosotros, si en la historia de RAICES, que no los olvida y recuerda con el mayor cariño.

Agradecemos a cada uno de los distintos colaboradores que pasaron durante todos estos años, cada uno de ellos colocó un ladrillo para que el edificio siga sumando. Nos sentimos con fuerzas renovadas para seguir dando pasos, mejorándonos en todo momento para brindarle al lector lo que él se merece.


La comunicación barrial es fundamental para preservar la identidad y mantener con vida la memoria. Para el mayor se reencuentra con la nostalgia y el niño tiene allí un camino cargado de historias para poderlas transitar con nuevas investigaciones que lo lleven siempre a las RAICES…

 

EL LÁPIZ

lapiz

Cuando dejamos de usar el lápiz perdimos el ejercicio de equivocarnos y reparar nuestros errores intentándolo de nuevo. Ese mismo ejercicio nos provocaba matar la soberbia y darnos cuenta que con errores y virtudes, somos humanos. Cuando llega la lapicera a nuestras vidas, ella provoca más cuidar los detalles, se pierde la esencia porque todo se hace más pensado, más meditado, y si el error gana en la palabra, esta es emparchada para seguir adelante. Muchas de nuestras acciones van cargadas de parches, nos alejamos de corregirlos porque la prontitud en la que vivimos no nos deja. Hoy avanzamos de la mano de la tecnología, con aplicaciones que nos hacen mecánicos en nuestros procedimientos, siguiendo la moda el hombre se deja ganar por ella, dejando su lado humano, aquel que licuaba sentimientos, para con su esencia devolvernos personas con sentidos.


“Llegará un día que la tecnología nos pondrá presos, atrofiando nuestras ganas de ser y hacer”

 

LA ETOLOGÍA COMO REMEDIO

Es lamentable ver las noticias a diario que hablan de atentados y muertes. Es penoso en que se ha convertido la humanidad, como si un gusano hiciera su trabajo. Estamos tocando fondo y ya no solo en valores. Cuando todos hablan de un orden mundial, debería profundizarse en el orden mental que nos hace más humanos. Por nuestros pagos tuvimos a un sabio adelantado a sus tiempos. El Dr. Tálice con la herramienta de la Etología, profundizaba en esos estudios de los animales, aplicado al comportamiento humano. Sus últimos tiempos de vida, trató de que se implementara como materia de estudio desde la primaria. Su lucha si bien a raíz de su muerte tomó un descanso, sin dudas sus esfuerzos ahora toman otra dimensión, para poder aplicarlo en estos tiempos de tanta violencia. Bombas , secuestros, muertes y mucha gente inocente en el medio de la locura humana. ¿Que nos está pasando? , ¿En que no hemos convertido? , ¿Hacia dónde vamos? Con estas líneas evocando al Dr. Tálice, hacemos un pequeño homenaje, para marcar con esta pequeña antorcha el camino a seguir… “NO ALCANZA MI PALABRA A LO QUE EVOCO, QUE NO BASTA DECIR POCO”

TIEMPOS DIFÍCILES

Causa tremenda incertidumbre cuando los gobiernos deben tomar medidas drásticas para cambiar el rumbo económico de un país. Hay muchos factores que indican hacer esos cambios. Lo internacional no depende de nosotros, solo entramos si somos competitivos en los mercados. Pero en la Nacional allí depende de quienes nos gobiernan y como lo hacen. Orden de prioridades marcaban nuestros padres cuando había que apretar el cinturón de la economía hogareña. Cerrar las canillas que no necesitan malgastar su contenido. Siempre en un país cuando se toman medidas el más perjudicado es el pobre, se pierden lugares de trabajo y de esta forma se perjudica el comercio de barrio, la familia pierde un ingreso importante y comienza la intranquilidad. Por ello es necesario pensar los gastos, no dejarse devorar por la vida consumista, esa que nos hace adelantar nuestros pasos en la obtención de lo material, condenando futuro en cuotas para obtenerlo. Todos los tiempos fueron y tuvieron este tipo de cimbronazo en la sociedad, es cuando más fuerte tiene que estar la familia para sortear tempestades.


“La dinámica mundial es tan cambiante que es prioridad siempre tener una carta en la manga para sortear escollos, esos que nos hacen vulnerables, impotentes, unidos siempre estaremos fuertes”

CUANDO UN AMIGO SE VA…

Queremos recordar desde estas líneas a Ney Temboni, un gran Maestro, un gran profesor de la vida, un trabajador incansable, un amigo, un gran hombre. Aun recordamos aquellas palabras tempraneras en la creación de este medio cultural que llega a tantos y tantos lectores. Con un papel y un dibujo de una futura revista RAICES cuando lo visitamos por el año 2000 - ¡¡ dele para adelante que tiene mi apoyo!! , una sonrisa hizo las veces de contrato para que se transformara en el primer auspicio, piedra fundamental de los logros en reconocimientos que vendrían después. BARRACA LOS MAESTROS desde ese primer ejemplar hasta nuestros días, a pesar de sortear desgracias mediante un incendio en su local, nunca dejó de apoyarnos, esto lo valoramos desde nuestros adentros más profundos en agradecimiento eterno. A Patricia y Nicolás sus hijos, toda la fuerza del mundo para continuar esta empresa con renovados entusiasmos , este siempre será el mejor homenaje para Temboni y toda la familia de Los Maestros, pilar fundamental para tantas familias de trabajadores que suman su granito de arena para mantener el espíritu de sus creadores.


¡¡ CUANDO CESA EL ESFUERZO, COMIENZA EL FRACASO!!

 

TRAS LAS HUELLAS…

Hubo un tiempo, en el que el tiempo era más lento…

Entre juegos alimentábamos nuestra enseñanza sobre la vida.

Nuestras familias se visitaban y compartían comidas junto a una mesa interminable en donde se encontraban nuestros familiares. Los mayores compartían historias, nosotros corríamos tras los juegos alimentando fantasías disfrutables. La sobremesa y más charla repasando vivencias. Hoy a pesar de tener la tecnología en nuestras manos, poco practicamos en compartir lindas charlas, nuestros ojos solo miran nuestros adentros, consumiéndonos entre egos tontos. Los niños no comparten juegos en sociedad, porque ellos hablan de soledades virtuales. Montados en caballos de formula 1, viajamos haciendo de todo un poco, lo que no alcanza para hacerlo bien. Creamos una sociedad perfecta en teoría, sin disfrutar la felicidad madurada, porque ella viaja tan rápido que muchas veces llega y se va a la misma velocidad de nuestros pasos.

“La vida es tan corta que para vivirla basta encontrar los caminos que nos lleven a la felicidad verdadera, ella puede ser desde nuestras realizaciones, como aplaudiendo la de nuestro vecino” (Julio C. Romero Magliocca)

ECONOMIA HOGAREÑA

Quienes peinamos algunas canas, nos viene a la memoria aquellos tiempos de carencias…

En cada hogar afloraba el ingenio de nuestros padres para arreglarse con lo que tenían, sin pensar que ello era un conformismo. Muchos nos criamos sin lo “elemental” en material de electrodomésticos por ejemplo. Yo recuerdo como en los veranos una barra de hielo con un poco de aserrín y una bolsa de arpillera era depositada en la pileta para refrescar las bebidas y la leche, alimento fundamental que no podía faltar. Con los pesos flacos nuestros padres hacían malabares para llegar al otro mes y nadie dejaba de ser feliz por ello, porque otras eran las prioridades. Si bien el progreso trajo consigo mucho adelanto y acceso a la comodidad nos convirtió el sacrificio en atrofia. Creemos que la felicidad está en lo material, sin darnos cuenta que está en los momentos saboreados, compartidos, vividos con intensidad. ¿Qué tal si cada tanto nos damos una pasadita por el ayer, haciendo memoria?


“Es tiempo de usar más el ingenio, optimizando nuestro tiempo, saboreando la vida desde las cosas más sencillas pero profundas. Quizás reviviendo el ingenio de nuestros padres nos haga un tanto más humanos, no tan absorbidos por un mundo materialista” (Julio César Romero Magliocca)

A LA ESCUELA

Comienzan las clases, las vacaciones quedarán atrás…

Las corridas de los padres por tener los tiempos ajustados a las necesidades de sus hijos, armonizando con la responsabilidad del trabajo estarán unidas.

Un nuevo año comienza y con él otra vez apuntalando proyectos nuevos nos tendrán allí para poder cumplirlos. Se vienen tiempos de HACER el acento en la familia, base fundamental en toda sociedad para que las piezas no caminen sueltas. El saber los rumbos que toman nuestros hijos, cuidando sus pasos en una sociedad distinta a la que nos tocara vivir a nosotros puede ser el principal deber.

Volver a la escuela, es aprendizaje diario, y en el estamos involucrados todos, padres e hijos.

Queremos agradecer a cada uno de los distintos colaboradores que suman en este proyecto para que Raíces llegue de la mejor forma a todos los hogares, sin descuidar el agradecimiento para que esto sea posible, a cada uno de los amigos auspiciantes que hacen que esto sea realidad.

“Ayudemos a sumar un ladrillo en la construcción de un mundo distinto, más justo, solidario, participativo, para que de esta forma se concrete vivir en una sociedad armonizada por los encuentros” ( Julio C. Romero Magliocca)

CAMBIO CLIMATICO

Esto no cambió de un día para otro, por el contrario el hombre en su afán de conquistarlo todo desde hace tiempo también se metió con la naturaleza.

En nombre del progreso y la comodidad hemos creado una inteligencia destructiva.

Los efectos de esos grandes cambios ya lo estamos viendo en lo que pasa en nuestro entorno. Las inundaciones como vedette de estos desarreglos dejan en vulnerabilidad familias enteras que deben abandonar sus casas, sus pertenencias logradas con mucho esfuerzo y cuando castiga el cambio climático el más atacado es el pobre que lo pierde casi todo. Las grandes potencias están viendo cómo controlar el monstruo que con sus propias acciones ha dado vida en ese afán de tocar lo perfecto para darle su sello ambicioso.

Cuando tomemos conciencia de lo que nos está pasando, habrá sido tarde para revertirlo.


“El hombre aun no ha podido ordenar su inteligencia, si bien pudo llegar a la luna , crear inventos que jamás había soñado, involucionó retornando a la cavernas, porque su ambición es el alimento diario, la destrucción del medioambiente es prueba de ello” (Julio C. Romero)


EL COMBUSTIBLE QUE DA VIDA…

Comienza un nuevo año y con él un montón de metas por alcanzar con RAÍCES.

No quiero dejar pasar la oportunidad para agradecer a todos nuestros queridos AMIGOS AUSPICIANTES, ya que siguen respaldando y reforzando esta propuesta cultural con su apoyo.

Agradecemos a cada uno de los colaboradores, quienes con su esmerado esfuerzo visten la revista con los mejores argumentos para la misma sea la elegida en los barrios montevideanos.

A los queridos lectores que mes a mes suman con sus comentarios y aportes su fuerza para alentarnos a esmerarnos cada día más.

Que este nuevo año que comienza traiga para todos Uds. lo mejor en sus hogares, que puedan concretar con su esfuerzo todo lo diseñado como contrapartida del esfuerzo, que la salud reine en cada uno de sus hogares, y que por siempre el hombre recorra los caminos que hablen de paz, primero en cada uno de los individuos y luego en todo su entorno.

“Cuando el hombre encuentre la llave que pueda destrabar las cerraduras que le impiden vivir en paz, sabrá todo el tiempo perdido” (Julio C. Romero Magliocca)

 

 

 

 

 

   
 


PÁGINAS AMIGAS