linea horiz
LA REVISTA - PUBLICACIONES ANTERIORES - ARTÍCULOS DEL MES - MANDA UN ARTÍCULO - VÍNCULOS - DESTACADOS - CONTACTO - APOYAN - INICIO

 

articulos

 

 

 

 


   

 

Historia del Mercado Agrícola de Montevideo


   
linea  


Montevideo nace y se funda como ciudad fuerte, a los efectos de detener el avance de los portugueses, ya que en ese entonces era una colonia Española. Los primeros pobladores se instalan en lo que conocemos hoy como Ciudad Vieja, era una ciudad fortificada y uno de los vestigios que quedan de ella es la Puerta de la Ciudadela que data de 1742. Las plazas conocidas en ese entonces eran grandes espacios abiertos donde se comercializaba frutas y verduras, y toda clase de productos, lugares de encuentro y de charlas.
Las primeras frutas y verduras que llegaron a Montevideo fueron de la zona del barrio del Prado, hoy barrio residencial, recuerdo de grandes casa quintas de descanso, que supo ser  el punto de encuentro de la clase alta montevideana. En el correr del año 1829, la ciudad se fue expandiendo, se derriban las murallas que rodeaban la ciudad y ésta comienza a extenderse más allá de los ejidos.
En 1866 el gobierno consigue la donación de importantes predios cerca de donde está hoy el Palacio Legislativo, allí se instala una importante plaza que se denomino “Plaza de las Carretas”, en ella se comercializaba toda clase de productos frescos provenientes de las zonas aledañas en ese entonces rurales y de interior del país.
La idea de crear un Mercado fue tomando forma, dadas las exigencias de higiene y salubridad que se comenzaron a exigir a nivel mundial.
Es así que en 1903 cinco ciudadanos deciden donar parte de sus terrenos con diferentes ubicaciones convencidos de la necesidad de tener un Mercado Agrícola adecuado a las necesidades de la época y con los últimos adelantos en la materia.
La Junta Económica Administrativa fue la encargada de decidir entre las cinco propuestas y es así que en 1905 el municipio publica las bases de un llamado a concurso para la construcción de un mercado mayorista, en el predio donado por el Sr. Carlos Crocker, que era un hacendado del Departamento de Soriano y miembro fundador de la Asociación Rural del Uruguay.
Las condiciones del llamado exigían:

  • Economía de los medios
  • Rigurosa higiene
  • Amplio espacio interior a los efectos de asegurar el tránsito vehicular, dado el fluido y voluminoso acopio de producción agrícola.

El proyecto seleccionado fue el de los Arquitectos Antonio Vázquez y Silvio Geranio.
La piedra fundamental se coloca en 1906 y se comienza su construcción, que se extiende hasta 1912, con la habilitación definitiva del edificio para funcionar en 1913, aunque la inscripción en el acceso al edificio por José L. Terra, figure 1910.
En el año 1999, es declarado Monumento Histórico Nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 





   
 


PÁGINAS AMIGAS