linea horiz
LA REVISTA - PUBLICACIONES ANTERIORES - ARTÍCULOS DEL MES - MANDA UN ARTÍCULO - VÍNCULOS - DESTACADOS - CONTACTO - APOYAN - INICIO

 

articulos

 

 

 

 


   

CARLOS GARDEL ERA URUGUAYO

Por Martina Iñiguez

 
linea  

Carlos Gardel nació de una relación ilegal entre Carlos Escayola y María Lelia Oliva, su cuñada de 13 años de edad.
Las circunstancias que rodearon el alumbramiento, hacían imposible la inscripción legal de un nacimiento que transgredía las normas sociales, los principios religiosos y morales y hasta la legislación uruguaya, puesto que el Código Civil, en aquel entonces, establecía que si el hijo era adulterino: “no podrá asentarse (en el libro de nacimientos del Registro Civil), aunque lo pidan los interesados, el nombre del padre o de la madre casados”. (P)
Carlos Gardel, alejado de su familia biológica y entregado a Berta Gardes para su crianza, se encontró indocumentado hasta que pudo regularizar su situación, el 8 de octubre de 1920, al obtener su documento legal expedido por el Cónsul de la República Oriental del Uruguay en la ciudad de Buenos Aires, República Argentina. Documento del que derivaron todos los demás documentos oficiales del cantor, incluyendo su nacionalización argentina.
Sin embargo, las circunstancias de su nacimiento no pudieron ser totalmente ocultadas y numerosas infidencias fueron descorriendo el velo que escondía su verdadera historia.
Esta especial situación hizo que el cantor, imposibilitado de revelar quiénes eran sus verdaderos padres, pero sabedor a la vez de que muchas personas conocían los lazos que lo ligaban a la familia Escayola, fuera tantas veces evasivo o contradictorio al verse forzado a explicar la relación que lo unía a Berta Gardes.

Hasta la obtención de una identidad propia, utilizó la del hijo francés de su madre adoptiva, circunstancia que aprovechó su último apoderado, Armando Defino, al aconsejar la redacción de un testamento ológrafo en el que además de nombrarlo albacea testamentario (De no hacerlo así, todas sus atribuciones como apoderado hubieran caducado con la muerte del ídolo) se dijera francés e hijo de quien aparecía públicamente como su madre biológica.


NACE LA LEYENDA DEL GARDEL FRANCÉS
Inventada por Armando Defino

Cuando la tragedia de Medellín la Sra Berta se encontraba en Toulouse, sumida en su profundo desconsuelo y al margen de toda especulación.
Armando Defino en cambio, acuciado por su codicia, antes de que se enfriaran los restos del avión, comenzó a mandar telegramas a Bogotá diciendo que Gardel era francés, temeroso de que la difusión de la nacionalidad uruguaya que figuraba en sus documentos oficiales, entorpeciera para él ahora la indispensable sucesión, con la que esperaba recuperar como albacea, la administración de los bienes de Gardel.
Ya dos días después, con la complicidad de un testigo falaz como Esteban Capotcomenzó la profusa difusión mediática, a través del diario Crítica, de una “biografía” inventada de Carlos que le permitiera suplantarlo por Charles Romuald Gardes, el verdadero hijo francés de su madre adoptiva.
Comprometiendo a Berta Gardes en el fraude, se aseguró la dependencia de ésta a su administración de los bienes de Carlos. Compró testimonios falaces, silencios convenientes a sus fines y también el de aquellos que, fieles a su amigo y sabedores del cariño que sentía por esa mujer a la que mencionaba públicamente como su madre, prefirieron callar a enturbiar su imagen descubriendo la acción fraudulenta de la que la sabían o suponían más víctima que beneficiaria.
Armando Defino trató de eliminar u ocultar todo aquello que pudiera llevar al descubrimiento del verdadero origen del tacuaremboense. Siendo él y Berta los únicos depositarios de las pruebas de la existencia del hijo francés de esta última (que no era Carlos Gardel) se ocupó principalmente de borrar todo rastro que pudiera permitir la confirmación de la suplantación.
Uno de los recursos para lograrlo, fue aislar a los Muñiz, testigos muy inconvenientes a sus fines a quienes Gardel llamara “viejitos que fueron como mis padres”, para que ningún cronista hiciera preguntas “inapropiadas” a doña Anaïs Beaux.
La prensa no debía ser informada de que esta señora había nacido en Valence, Drôme, una ciudad francesa distante de Toulouse, ni que estaba en Buenos Aires desde los 10 años de edad, cuando llegó con sus padres y hermanos a Buenos Aires en 1873, 20 años antes de que Berta llegara a esta ciudad con su hijo francés en 1893, porque hubieran indagado cuándo y cómo nació la amistad entre estas dos señoras.
Había que ocultar que Berta ya había realizado otro viaje al Río de la Plata antes de 1893
, cuando Escayola le entregó al niño que dejó en Montevideo con Anaïs, al ir a dar a luz en Toulouse al hijo del tacuaremboense Romualdo López , linotipista de la imprenta de la familia Escayola Oliva **. En consecuencia, había que sellar los labios de Anaïs y Fortunato para que nadie supiera que su amistad con Berta había nacido en Buenos Aires, Montevideo o Tacuarembó.
Anaïs y Fortunato compartieron toda la vida del cantor en Buenos Aires, separadamente cuando eran amantes, y conviviendo con él desde que se casaron, en 1922.
La irregular situación de esta pareja hasta 1922, fecha en que contrajeron matrimonio, también debía ser escondida, porque una amiga íntima, que mantuvo durante 30 años una relación clandestina con un adúltero con el que tuvo una hija ilegítima, en aquella época hubiera empañado la imagen de la “santa viejita”.
En consecuencia, fueron condenados a silencio perpetuo por Armando Defino, quien prefirió hacer entrevistar a Esteban Capotalejado del cantor desde hacía varios años, pero más “adaptable” a sus fines.
Otro de los problemas que tuvo Defino al armar la “nueva biografía gardeliana”, estuvo referido a la gran cantidad de amigos que Carlos tenía en su patria, Uruguay, conocedores de sus andanzas juveniles y su escolaridad en Montevideo, a los que no podía hacer callar tan fácilmente. Optó entonces por inventar una “fuga” de 6 años del hogar materno hacia Montevideo en fecha expresamente imprecisa y acomodable a las dos versiones (decir que Carlitos se fue "después de los 14 años" resultaba posible, tanto para los uruguayos que lo trataron con esa edad a partir de 1900 como para los incautos que creyeran el cuento de que Gardel había nacido en Toulouse en 1890, y que su “fuga” a Montevideo transcurrió entre 1905 y 1910.)
Esta proclamada falsa "desaparición" de Gardel durante seis años tuvo como sola finalidad hacer que no colisionaran las dos historias a la vez que justificar los "seis años" de diferencia de edad entre uno y otro.
Defino debía poder atribuirle a Carlos la escolaridad de Charles Romuald, aprovechando que tenía en su poder las pruebas de la trayectoria escolar del niño francés. Para eso la “fuga” debía ubicarse entre 1905 y 1910.
A la trayectoria escolar del francés podía atribuírsele la fotografía escolar de Carlos, que no tenía especificaciones de ningún tipo.
En cambio las fechas en que Gardel había trabajado como tramoyista, comparsa, aprendiz en una cartonería (Pagliani) y en una joyería, tipógrafo (en la Imprenta Cúneo, cuando imprimía "El Heraldo"), etc. eran incomprobables con certificadosDefino no imaginó que los testimonios dispersos pero coincidentes, sumados a la información que proporcionan las antiguas Guías de la ciudad sobre la aparición de las firmas mencionadas proporcionarían los años exactos en que Carlos pudo haber transitado esos lugares.
En resumen, la inventada “fuga de seis años”, permitió atribuir a Carlos la escolaridad de Charles Romuald Gardes, transcurrida íntegramente en Buenos Aires. La falsa biografía o “historia oficial”, pudo ser sostenida hasta que se descubrieron las particularísimas características edilicias de la casa del barrio Sur de Montevideo en la que había sido tomada la fotografía escolar de Carlitos Gardel, testimonio irrefutable de que su primer grado “C”, transcurrió en la Escuela de 2º Grado de Varones de la calle Durazno 337, que por cierto no fue ninguna de las escuelas a las que asistió el niño francés en Buenos Aires, como definitivamente ha sido probado.
Anaïs y su madre, que ya vivían en Corrientes 1557 desde 1898 acogieron a Carlos y Berta en 1903 ó 1904, por lo que Carlos siempre hubiera sabido dónde encontrar a Berta, aunque ésta se hubiera “mudado” a casa de Anaïs  después de su supuesta “fuga”.
Una nueva información agrega evidencias de que las maniobras de Defino para convertir a Gardel en Francés comenzaron apenas recibió la noticia de su muerte. Su codicia fue más fuerte que el dolor por la pérdida de quien lo creyó su “amigo hermano”.
La rapidez con que obró Defino fue puesta de manifiesto al publicar el Sr. Georges Galopa en su libro “Carlos Gardel. Controversia y Punto Final”, los facsímiles de “La Depêche de Toulouse" de los días 26 y 27 de junio de 1935.

La primera nota, del día 26 de junio de 1935, llega de una agencia de Bogotá con fecha 25Ya el 25 estaba en marcha la maniobra.
Hay algunas frases remarcables:
Mencionan que ya han llegado los primeros telegramas y al final dicen, refiriéndose a Gardel:
“Había salido de Francia hacia varios años, radicándose en América.
Detalle particular : Carlos Gardel, el cual pensábamos era argentino, era francés”
El investigador colombiano Sr. Luciano Londoño López informa que en Colombia, nunca antes se había mencionado a Gardel como francés. La diferencia horaria entre Bogotá y Francia es prueba de que la publicación de La Depeche fue anterior a la llamada telefónica de Defino a Berta.
Es decir, que antes de que Defino teatralizara la llamada telefónica a Berta Gardes, realizada en presencia de periodistas del diario Crítica de Buenos Aires, en la supuestamente, ella le manifestó su deseo de que “Los restos de su hijo descansaran en Buenos Aires”, Armando Defino ya había determinado los pasos a seguir.

 

CARLOS GARDEL  (Parte II) por: Martina Iñiguez

 

gardel01María Lelia nació en San Fructuoso, Tacuarembó – Uruguay en el año 1870, siendo la hija menor del matrimonio conformado por el cónsul italiano Giambattista Oliva y la argentina Juana Sghirla.  Siendo su padrino de bautismo su cuñado el Cnel. Carlos Escayola, queda embarazada de él a la edad de 13 años.

Ante tal circunstancia se decide que durante los últimos meses de su embarazo permanezca en la estancia “Santa Blanca” , donde tiene a su niño , el que queda al cuidado de las empleadas de la familia. Tal pequeño sería conocido posteriormente como CARLOS GARDEL.
El prestigioso social y político de todos los personajes que componen esta historia, hace que este hecho se oculte celosamente. Pero por las infidencias del personal de la estancia, la razón de la falta de participación social de Blanca, la esposa de Escayola, y su hermana María Lelia, llega al pueblo. Como consecuencia de ello, la sociedad tacuaremboense se convierte en cómplice del secreto, ya sea por temor o por fidelidad a la autoridad del Coronel.
gardel02
En estas fotografías tomadas cuando madre e hijo eran veinteañeros, el parecido físico es evidente. Tras la muerte de su hermana Blanca, María Lelia pasaría a ser la nueva y tercera esposa del Coronel, casándose primeramente por Civil (1889) y 9 años más tarde por Iglesia (1898) , al llegar la debida autorización eclesiástica. (La Iglesia considera “incesto” el matrimonio realizado entre un padrino y su ahijada).

Carlos Gardel tenía un gran parecido a los Oliva. Se presume que el parecido pudo ser el resultado de una relación incestuosa. Aquí podemos apreciar el parecido de Carlos Gardel con su primo hermano, el Dr. Clelio Oliva, hijo del Director de la Imprenta “Libertad” y editor de “El Heraldo” de Tacuarembó.

gardel03Juan Bautista Oliva, padre de María Lelia, usaba barba, lo que no permite apreciar la totalidad de sus facciones, y la única fotografía que tenemos de él, lo muestra con varios años más de los que tenía Gardel al morir, sin embargo, la parte del rostro que puede apreciarse, guarda un enorme parecido con el de su nieto Carlos Gardel. Tenía la misma frente, la misma forma de nacimiento del pelo – si bien Juan Bautista ya había encanecido -  , los mismos ojos, la misma naríz , los mismos pómulos. Dejando numerosa descendencia, María Lelia fallece a los 35 años de edad el 25 de Julio de 1905.

 

 




 

 

 

 





   
 


PÁGINAS AMIGAS